Un presidente y sus señales antidemocráticas, ¡sáquenlo ya del PRM!

Por: Víctor Gómez

En el juego de mesa familiar de los dominicanos, el dominó de 28 fichas, hay reglas establecidas, mismas que se utilizan en torneos y en partidas amistosas; sin embargo, cada grupo que se reúne a jugarlo define reglas particulares de la ocasión o de su práctica común.

Analizando actualmente, lo que está pasando dentro de la seccional neoyorquina del Partido Revolucionario Moderno «PRM», creo que alcanzar el poder, el control del Gobierno, también es la meta a la que todo dirigente político aspira, objetivo usual de unas personas que se unen para eso.

Si la democracia en la República Dominicana va a prosperar nuevamente, algunos altos dirigentes, miembros y simpatizantes del PRM de Santo Domingo y Nueva York, tienen que encontrar mejores formas de tratarse entre sí; siendo un partido que está en el poder y que deberían tener otro tipo de comportamiento para que los votantes puedan darle un voto de confianza.

En cada uno de los lugares mencionados hay un culpable de la crisis por la que atraviesa el joven partido del cual todos esperamos mucho de sus dirigentes. En la seccional neoyorquina hay un solo culpable de la división que tal parece sus altos dirigentes en RD, no quieren entenderlo o se hacen de la vista gorda.

 Ese personaje funesto y advenedizo en la política, se llama Rafael (Rafelo) Neftalí Fuerte, un protegido de Hipólito Mejía y por Ignacio Paliza, dos de los cuales son culpables de la crisis que enfrenta el PRM en nuestro país, con la mayoría de las bases.

La Convención es un espacio abierto para escuchar, reflexionar e intercambiar, a través de audiencias y de presentación de iniciativas populares de normas. Pero la crisis de la división de la seccional del PRM, posponiendo la convención por más de tres ocasiones, por culpa del truchimán de Neftalí Fuerte y su pandilla, que tiene el partido secuestrado.

Si se analiza detalladamente al dirigente Fuerte, su permanencia se da gracias a una complicidad entre él y altos dirigentes del PRM en la República Dominicana, pues ellos permiten que siga pese a los serios cuestionamientos que pesan sobre él y su gestión.

¿A qué grupos de interés sirve Neftalí Fuerte? Lo triste y lamentable es que el presidente dominicano Luis Abinader lo sabe, pero, aunque quiera no puede intervenir, además a él lo tienen engañado con informaciones que le llegan disfrazadas, porque saben que uno de los aspirantes a dirigir la seccional, y que tiene todas las de ganar la convención, es Alejandro Rodríguez, «Tontón”, es y siempre ha sido un hombre de Luis Abinader.

 Los viejos robles del PRM y de las bases, gritan a los cuatro vientos, «Sáquenlo ya”, pero le están buscando un bajadero a la crisis, para que Neftalí Fuerte permanezca como presidente de la seccional, lo que para muchos sería una puñalada trapera, de parte de la incompetente Comisión Organizadora de la ya pospuesta Convención.

Los ciudadanos merecemos políticos comprometidos, trabajadores y sobre todo sensibilizados, merecemos los mejores equipos políticos con líderes altamente cualificados, y no señores que opten a la política con un ego a favor de un estilo de política paracaidista con golpe de talonario, o haciendo afiliados de forma dudosa.

Queremos políticos que unan fuerzas y transmitan estabilidad y confianza y que dejen sus egos a un lado, y trabajar más en lo interno de su partido PRM, para que, al partido en el gobierno, no le suceda como al PRD y PRSC; que hoy son vestigios de lo que eran. Por eso, a Neftalí Fuerte, «Sáquenlo ya del PRM», para que siga la fiesta en paz.