Un ex guerrillero con alma noble

Por: María Hernández

La vida le da oportunidades de supervivencia a las personas tan increíbles que quienes escuchan su historia quedan pasmados cuando los protagonistas narran sus hazañas de las cuales pocos hubieran salido vivos. Tal es el caso del reconocido historiador, escritor, dirigente político y combatiente dominicano Rafael Chaljub Mejía, nativo de Las Gordas de Nagua, en la provincia María Trinidad Sánchez, una de las regiones más productivas de esa zona y cuna de grandes talentos en todas las áreas.

De hablar pausado y calculado, Chaljub tiene una memoria privilegiada para dejar plasmado en muchos de sus libros las batallas en las que participó junto a héroes nacionales como Manolo Tavárez Justo al que recuerda más que a un hermano.

Al observar su profunda y sincera sonrisa no nos imaginamos los horrores que pasó desde su adolescencia entregado a luchar por la libertad del pueblo dominicano masacrado por las botas del tirano Rafael Leónidas Trujillo.

Lo más apreciable en Rafael Chaljub Mejía es que parece un ser humano que no guarda rencor y lo demuestra su trato con diferentes sectores partidarios nacionales dentro y fuera del poder y con familiares de los que, en una oportunidad, mantuvieron en la opresión a los dominicanos a los que exime de culpa por lo que provocaron a muchos de sus amigos que ya hoy no viven para contar sus historias.

A Manolo Tavárez Justo le conocía hasta los pasos y lo describe magistralmente en su obra sobre el héroe nacional.

Rafael Chaljub tiene una larga militancia política que incluye su participación en su lucha por la libertad y democracia de su Patria. Ha publicado 15 libros, varios de ellos concernientes a esos hechos como son Golpe a Golpe en 1990, su primer libro y Testimonios sobre la era de Trujillo.

En 2017, Rafael Chaljub Mejía dictó una conferencia, en Puerto Plata, titulada «La Herencia de Manolo, la transición pendiente y el Congreso Cívico», en la cual definió al doctor Manuel Aurelio Tavárez Justo(Manolo) como «Un hombre excepcional el cual encabezó una generación de jóvenes que se echó a cuestas la agonía de su patria y desde las tinieblas del silencio y el terror hizo oír su grito de combate y libertad», recordó.

Explicó que Manolo Tavárez Justo lo que hizo fue «recoger el legado de los héroes de la expedición de junio de 1959 y organizó un movimiento conspirativo con ramificaciones en todas las regiones del país y en todos los estratos de la sociedad, encabezando esa labor revolucionaria junto a su esposa y compañera Minerva Mirabal», narró.

Detalló que, aunque Manolo «cayó abatido bajo el plomo homicida de los golpistas que derrocaron el gobierno del profesor Juan Bosch, el 25 de diciembre de 1963, su legado fue continuado cuando un grupo de militares dignos y valientes se levantaron en armas contra el gobierno del Triunvirato, en su empeño histórico por rescatar las instituciones y hacer volver el país al curso de su desarrollo democrático», expuso en la conferencia que reseña el periódico El Día.

Chaljub Mejía también combatió la era de los 12 años de Joaquín Balaguer, caracterizada por los crímenes políticos.

Rafael Chaljub Mejía es un militante de izquierda desde hace muchos años. Militó en el movimiento 14 de Junio (1J4), Partido Comunista del Trabajo, en el Movimiento Popular Dominicano, Luego se integró a una Coalición Democrática de apoyo a la actual gestión de gobierno.

Definitivamente, Rafael Chaljub es un ex guerrillero con alma noble y declara en cada una de sus intervenciones que sigue siendo un guerrillero.

«Yo era dirigente del Movimiento Popular Dominicano, en los 12 años de Joaquín Balaguer. Desde ahí fue mi lucha , desde el MPD, el partido más perseguido en ese tiempo, el de Otto Morales, Amín Abel, Maximiliano Gómez, Guido Gil, en fin. Tú dices que yo tuve una larga militancia de izquierda, no, yo la tengo todavía. Soy miembro del Partido Comunista del Trabajo (PCT), encabecé su fundación en 1980 y todavía sigo ahí», recordó Chaljub Mejía.

Ha publicado recientemente unos relatos que incluyen geografía, su niñez, su juventud, el pasado y el presente.

La música típica es una de sus pasiones como lo demuestra cada día en un programa que realiza en una emisora estatal. Ha escrito libros sobre la música típica dentro de los que se encuentran: Antes de que se vayan, en 2010 y además escribió «Por los Caminos del Merengue».

Chaljub es familiar muy cercano del desaparecido músico Tatico Henríquez, oriundo de Nagua, de quien quizás desarrolló su gran apego a la música típica.

«Doña Dulce no fue a la guerrilla», dijo para aclarar que la lucha de su esposa fue siempre de acompañamiento y solidaridad con la causa patriótica. Chaljub recuerda con orgullo los 57 años de casado que tiene con una persona tan dulce como su nombre. Es padre de Juan Miguel, Reyna Gloria, Ivelisse y Paola quienes les han regalado ya 10 nietos.

«Muchísimas gracias por ocuparte de mí y por las cosas tan bellas de mí que dices», dijo Chaljub, de forma modesta, al concluir la entrevista.